La pagina web de "Ataxia y atáxicos" (información sobre ataxia, sin ánimo de lucro) es: http://www.ataxia-y-ataxicos.es/


jueves, 29 de enero de 2015

Una vecina de Mendillorri denuncia recortes en la atención a domicilio

Blog "Ataxia y atáxicos".
Por P. F. L. para 'diariodenavarra.es' ... (Ver original en el enlace "fuente" ... al final del artículo).

Manoli Fernández, con una enfermedad degenerativa, recibía ayuda de dos personas y ahora acude una

Manoli Fernández Hervás tiene 49 años y una enfermedad de las denominadas raras: Ataxia de Friedreich, dolencia degenerativa del sistema nervioso central. Se la diagnosticaron con 15 años, dejó de andar a los 24, y desde hace seis es usuaria del servicio de atención a domicilio (SAD) del Ayuntamiento de Pamplona.

Manoli Fernández

Lleva unas semanas disgustada y sin saber a quién recurrir, porque ha sufrido una modificación en los recursos que recibía. Considera que se han visto mermadas sus condiciones anteriores, porque antes contaba con la ayuda de dos personas en momentos puntuales de la jornada, y ahora acude una persona, y la ayuda se complementa con una grúa eléctrica.

Manoli se mueve en silla de ruedas. Necesita ayuda para levantarse de la cama y acostarse. Y ésta era la tarea fundamental de las dos personas que el servicio de atención domiciliaria envía a su casa, una hora por la mañana, media por la tarde, y media por la noche, de lunes a domingo. No sabe bien por qué razón, a mediados del pasado octubre recibió una carta en su domicilio en la que le informaban de los cambios previstos. En esos días, ella estaba ingresada en la Clínica Universitaria. Se recuperaba de una complicada operación.

Desde que regresó a su domicilio en Mendillorri, el día 24, cuenta con la ayuda de una persona. Para entonces, la grúa ya estaba en casa, aunque ella no la había utilizado. Tras contactar con el Ayuntamiento, le indicaron que en su habitación había espacio suficiente para una grúa y que ésta, resultaría más ergonómica para la incorporación. “Dicen que soy muy corpulenta, lo sé, pero creo que no para tanto. Peso 74 kilos, mido 1,62 metros. La trabajadora y yo no nos manejamos bien con la grúa. Intenté ayudarla un día, y me lesioné un hombro. Yo no necesito una grúa, sino la ayuda que tenía antes, no entiendo porqué me la han retirado” se queja.

Entretanto, ha optado por hacer pública su situación. Asegura que ha tratado de ponerse en contacto con el alcalde. Lo considera responsable de su situación. “Pero es como predicar en el desierto”, afirma, y considera que personas, en situaciones menos complicadas que la suya, obtienen mayores beneficios de los servicios sociales. Hace, asimismo, un llamamiento a los responsables de la empresa privada gestora del servicio, con el fin de exponerles su situación.

Fuente: http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/pamplona_comarca/pamplona/2015/01/27/una_vecina_mendillorri_denuncia_recortes_atencion_domicilio_192564_1702.html

********************

2- Sección 'PowerPoint de humor del día':

Notas:
Si el archivo se abriera en procesador, para cambiar al visor, pulsar la tecla "F5".
Canta Juan Legido (1922-1989).

Para acceder al archivo PowerPoint, pinchar en: ¡Día luminoso!

********************

miércoles, 28 de enero de 2015

El poder del Fémur

Blog "Ataxia y atáxicos".
Por Belén Hueso Balaguer, paciente de Ataxia de Friedreich, de Aboraya (Valencia).

"La vida no es un problema que tiene que ser resuelto. La vida es una realidad que debe ser experimentada". (Soren Kierkegaard).

Mi físio, concepto Bobath, siempre me ha dicho que confíe en mis fémures, que deposite toda la fuerza para mantenerme de pie, porque de ellos dependerán mis piernas. Y yo, como buena paciente, le hago caso y, cada vez que me pongo de pie para andar o hacer una transferencia, me concentro en un fémur (sea de la pierna que sea). Me lo imagino largo, fuerte, resistente, transmitiendo toda la seguridad necesaria para un cuerpo torpe e inestable. Pero el fémur, como nosotros los humanos, necesita 'aliados' para mantener esa fuerza y seguridad: articulaciones, ligamentos, músculos... Y, a veces, la simple musculatura que rodea al fémur -aunque esté sin fuerzas y fofa- tiene más peso y protagonismo que el hueso rey.

Dice la escritora Fani Grande, que el interior del hueso, la médula ósea (o tuétano), es la parte más melosa, frágil y delicada. Y yo creo que esa parte, tan sensiblona, es la que 'conecta' con mi cerebro, y atiende a mis suplicas, concediéndome el privilegio de no caer.

"El fémur es el hueso más, largo, fuerte y voluminoso del cuerpo humano. [...] El tuétano del Fémur, la parte más blanda, vulnerable, pero esencial para la composición ósea", ha escrito Fani en su libro 'El Fémur de Eva':

Un libro con título que da una vuelta de 360º a la famosa 'costilla de Adán', y un contenido que da otra vuelta igual a la realidad. Pero no una vuelta para "maquillar la verdad" -como dice ella-, sino para verla desde diferente punto, conocer la otra perspectiva, siempre con crítica y humor -mucho o poco, dependiendo de la cantidad que demande el tema-, pero el adecuado, ni se pasa ni se queda corta. Un libro donde descubrirás que, en la vida, a veces tropezaremos con huesos duros, pero otras, con mollita blanda y placentera.

¿Se nota que es mi escritora de cabecera, y que yo con ella cómo, leo y amo?. (Fue la creadora de #ComeLeeAma).

Foto de portada del blog de Belén
Fuente: El blog de la autora del artículo Papaiona.
Original en: http://papaiona.blogspot.com.es/2015/01/el-poder-de-un-femur.html

********************

2- Sección 'PowerPoint del día':

Nota: Si el archivo se abriera en procesador, para cambiar al visor, pulsar la tecla "F5".

Para acceder al archivo PowerPoint, pinchar en: ¡Cada uno en su sitio!

********************

martes, 27 de enero de 2015

Intentando ayudar a otros pacientes de ataxia

Blog "Ataxia y atáxicos".
Por Miguel-A. Cibrián, paciente de Ataxia de Friedreich, de la provincia de Burgos.

"Sólo sé que no sé nada". (Sócrates).

Notas:

Vaya por delante, que no me considero más listo que otros atáxicos. Si acaso, mis 60 años, y esta enfermedad desde la adolescencia, me conceden un largo recorrido para poder mirar hacia atrás, y, además, verlo desde la sensatez que otorga el paso de los años a todo hijo de vecino. Pues sí, puedo observar mis errores del pasado... de la mayoría ya no puedo aprender, porque mi etapa ya pasó y la vida no tiene marcha atrás... y de otros, no sé aprender, o no puedo, o no quiero hacerlo porque, como todos, también tengo mis terquedades e imperfecciones.

Este artículo, que cuelgo hoy, lo escribí hacia 1999. Lo he recordado al hilo de algunos comentarios que hemos realizado en el grupo 'Ataxia y atáxicos', de Facebook
.

Desde que en enero de 1997 entré en Internet, y un mes después en INTERNAF, e iniciar la página web e Hispano-Ataxia, me han llegado bastantes cartas de pacientes de ataxia, y de familiares, de España y de Hispanoamérica, relacionadas con dicha enfermedad. Algunas de estas cartas pudieran parecer tontas a primera vista, y escritas desde un desconocimiento total de la ataxia... y sin embargo, son tan simples como un calco (casi una fotocopia) de las experiencias que yo mismo he vivido... Los firmantes caen en las mismas trampas que yo que he caído y quieren cometer las mismas torpezas que yo y mi familia hemos cometido. ¿Más comprensión?.

Citaré el contenido de tres de esas cartas, sin citar nombres, ni detalles. Si fuese explícito, podría vulnerar la intimidad y dar lugar a una identificación, con el correspondiente agravio para el remitente.

La primera no es una carta, sino un conjunto de cartas. Es de una mujer Española (no atáxica) que me pide información para un cuñado con una ataxia cuyo tipo aún no está identificado. Por sus explicaciones, deduzco que se trata de una ataxia recesiva del tipo Ataxia de Friedreich. También deduzco que ellos son totalmente nuevos en la materia... y le advierto que se informen bien, porque una ataxia puede llegar a ser muy dura, y dañar psicológicamente al paciente, si él obtiene información repentina ajena a su propia realidad. Yo les doy el teléfono de la Fundación Adriana de Luz Caballer con la recomendación de solicitar información... Para mi sorpresa, después de varías cartas, ella me dijo que gracias, que, aunque ella no era de esa opinión, los hermanos del enfermo habían decidido cerrar el asunto.

¿Por qué me va a extrañar? ¡Si yo también he visto mi caso cerrado durante muchos años! Pero eso no conduce a ningún lugar positivo. La ataxia acaba convirténdose para la familia en un tabú. Su nombre está maldito, y la palabra "ataxia" ni siquiera se pronunciará en la familia. ¡Tonterías!: Nadie puede borrar nada por más que lo intente, y el atáxico de esa forma vivirá su ataxia en medio de la soledad y de la incomprensión.

Durante siglos, una enfermedad hereditaria, como la ataxia, era tenida como una maldición del cielo que había que esconder. Y como el dicho afirma que los trapos sucios se lavan en casa, pues... Jean Claude Saint-Jean (paciente de Ataxia de Friedreich, de Canadá) habla en uno de sus libros de una paciente confinada por sus padres que, como consecuencia, aparentaba mucha más edad de la que realmente tenía. ¡Pero que trapos sucios ni qué cuernos!. Ya sabemos todos qué es una ataxia, y sabemos con toda exactitud que aquí no existen culpables y no hay absolutamente nada que esconder. Al contrario. Un paciente necesitará en su vida mucho apoyo familiar, y nunca se le podrá dar apoyo si se ha convertido su enfermedad en un tabú. Si la familia se avergüenza, hará daño al atáxico, porque él también se avergonzará de sí mismo. Y si la familia quiere esconder el problema, el atáxico se sentirá culpable de causar ese lío, incomprendido, acomplejado, y sin ánimos de nada, como un estorbo.

La segunda carta es de un paciente de Ataxia de Friedreich, de Hispanoamérica. Este chico interpreta mal, y se confunde con una pregunta que suelen hacer los neurólogos antes del primer diagnóstico. En una mala interpretación, él culpa de su Ataxia de Friedreich a sus padres por ser primos entre sí. Y añade que: "bueno, ellos no son culpables por su escasa cultura".

En un inicio y con el fin realizar un diagnóstico y hacer una división primaria para el tipo de herencia del paciente, el neurólogo hace dos preguntas: ¿Ha conocido otros familiares antecesores con ataxia?... Si la respuesta fuese afirmativa, estaríamos ante una ataxia hereditaria de tipo dominante. Si larespuesta fue negativa, añadirá una segunda pregunta: ¿Sus padres tienen algún parentesco aunque sea remoto?. Si la respuesta a la anterior pregunta fue "no" y a la segunda "sí" podría ser significativo de padecer una ataxia hereditaria de tipo recesivo. Significativo, pero jamás determinante.

Pero el neurólogo se olvida de que los paciente y sus familias no tienen ni puñetera idea de lo que allí se está diciendo. El neurólogo sigue con su rollo sin explicar nada... como si los demás tuviesen obligación de saber tanto como él. Y pasa lo que pasa... llegan las confusiones... Yo recuerdo que tras el diagnóstico, durante algún tiempo, mis padres andaban con mutuo recelo, culpándose mutuamente del desbarajuste que estaba ocurriendo, pues éramos dos hermanos los afectados por Ataxia de Friedreich. Aunque entonces nosotros no lo sabíamos, esto era una solemne tontería propia de quien oye campanas y no sabe dónde. Esto ocurría porque nadie se había molestado en dar una mínima explicación: Un paciente de Ataxia de Friedreich conlleva un gen defectuoso del padre y otro gen defectuoso de la madre. Eran los dos los portadores, pero ninguno de los dos es culpable de ser portador, como yo tampoco soy culpable de ser afectado. Y reconozco que mientras hemos querido mantener la situación en secreto, los tres (o los cuatro, también mi hermana atáxica), nos hemos fabricado nuestra propia culpabilidad: inexistente... pero culpabilidad.


Y antes he dicho "significativo, pero no determinante", porque en la Ataxia de Friedreich existe una combinación de genes de ambos progenitores: Se puede pensar que si el un progenitor es portador, el otro, al ser de la misma familia, es probable que también lo sea. Pero no es determinante, porque puede suceder todo lo contrario, que un progenitor sea sano y el otro, al ser de la misma familia, también sea sano. No parece recomendable un matrimonio entre familiares, pero de ahí a culpar a esa cuestión de producir una Ataxia de Friedreich, va un abismo. Mis padres no son familia entre ellos, y somos dos atáxicos, de cuatro hermanos. Sin embargo, entre mis tíos sí hay un matrimonio entre primos, y sus tres hijos son completamente sanos.

La tercera y última carta es de un amigo que me cuenta de otro amigo, que está intentando esconder su Ataxia de Friedreich... Yo comprendo que esta persona aludida esté en situación de rechazo, porque, corto o largo, todos los pacientes atáxicos hemos pasado por ese periodo. Yo sé que no es fácil razonar nuestras propias actitudes, y menos aún cuando nuestra mente no está para razonar. Es como si una fuerza negativa superase nuestra propia voluntad... Confieso que es un error donde yo también he caído, pero de mi experiencia sé que me hecho daño a mí mismo.

Bien, los síntomas de una Ataxia de Friedreich son imposibles de ocultar. Es inútil intentar guardar las apariencias. Además, es absurdo, porque nuestra vida es la que nosotros vivimos, jamás puede ser la que los demás piensen que vivimos. Siempre es mejor pasar por enfermo, que pasar por torpe e incapaz... siempre es mejor pasar por enfermo, que por borracho. Quien se ríe de un borracho, desconoce el tema del alcohol, y le falta comprensión... pero quien se burla de un enfermo, tiene menos cerebro que un mosquito, porque no ve más allá de sus narices, y no sabe ni siquiera pensar que mañana él puede hallarse en similares o peores circunstancias.

Hace dos años una amiga paciente de Ataxia de Friedreich, de Zaragoza, me comentaba que ella, y su hermano (también paciente) en un periodo preliminar a la utilización de la silla de ruedas, llevaron una muleta. Y en su comentario añadía: "casi no nos servía como apoyo, pero, por lo menos, la gente sabía que éramos minusválidos, y no nos trataba como borrachos o drogadictos"... ¡Cuánta sabiduría!. Para mí ya era tarde para aprender, porque aquella etapa ya pasó hace muchos años para mí, pero utilizar entonces una muleta, me habría ahorrado numerosos disgustos y lágrimas...

********************

lunes, 26 de enero de 2015

Dra. Sobrido: "Lo que se avance en una ataxia, va a influir en beneficio de las demás"

Blog "Ataxia y atáxicos".
Extraído de 'Ataxias Galicia'. (Ver el original, en inglés, en el enlace de "fuente" ... al final del artículo).

La Dra. Sobrido ha sido nombrada coordinadora de la Comisión de Estudio de Ataxias y Paraparesias Espásticas Degenerativas de la Sociedad Española de Neurología

Los Drs. María Jesús Sobrido y Manuel Arias

La Dra. María Jesús Sobrido, junto con el Dr. Manuel Arias, entre otros profesionales, forma parte del equipo de investigación de la llamada 'Ataxia da Costa da Morte'. Elegida ahora Coordinadora de la Comisión de Estudio de Ataxias y Paraparesias Espásticas Degenerativas de la 'Sociedad Española de Neurología (SEN)', dirige asimismo el grupo de investigación de neurogenética en la 'Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica', y desarrolla actividad asistencial como neuróloga en el Hospital San Rafael, de A Coruña. Especialista en Neurología por el 'Hospital Clínico Universitario de Santiago', asegura que la neurología gallega es "muy activa" y poseedora de "gente muy valiosa".

- ¿Qué esquema de trabajo maneja para estos dos años en que será coordinadora?
- Es un honor para mí coordinar esa comisión, pero somos un grupo. Tiene por objeto centrarse en una problemática neurológica concreta: en este caso, ataxias y paraparesias espásticas. La comisión recibe unos pequeños fondos de la SEN, anualmente, que nos permiten hacer alguna cosilla, aunque, obviamente, no nos va a permitir reformar la asistencia sanitaria en España. Nos permitirá juntarnos, organizar actividades científicas y de difusión, actualizarnos, reflexionar sobre los problemas, identificar prioridades, emitir recomendaciones... En la coordinadora estamos cuatro, pero en el grupo somos afortunados, porque, para ser un tema tan específico, somos una veintena de neurólogos españoles. Es un grupo bastante activo.

¿Se le está prestando a la ataxia y paraparesias toda la atención que merecen?
- Tanto dentro del grupo de las ataxias como en el de paraparesias espásticas hay muchas enfermedades. No es una sola, aunque tengan similitudes: son trastornos crónicos, progresivos, de la marcha, pero también de la coordinación... Estamos muy lejos de haber alcanzando un nivel óptimo tanto desde el punto de vista asistencial como desde la investigación con respecto a la problemática de estas enfermedades. En asistencia, el problema más importante radica en aumentar unidades de referencia: las hay, aunque ninguna establecida en Galicia. Pocas, insuficientes y mal dotadas. Este año revisaremos cómo está el mapa. También en investigación haría falta más.

- ¿Cómo marcha la investigación de la denominada 'Ataxia da Costa da Morte'?
- Estamos en una segunda fase, con un proyecto financiado por el 'Instituto de Salud Carlos III'. Los avances en este último año radican en que hemos mejorado la parte otorrinoralingológica, caracterizando bien la parte auditiva, porque estos pacientes no sólo tienen trastornos del equilibrio, sino también problemas de sordera. En la parte genética estamos empezando a tener cultivos de célula para obtener células madre y, después, estudiar cosas en ellas y hacer ensayos. Son células de pacientes, que por tanto tienen esa mutación genética. Ésta y todas las ataxias serán las que abordaremos: todas nos preocupan por igual. Lo que se avance en una va a salpicar en beneficio de las demás. Antes de llegar al objetivo curativo, hay otros intermedios, como podrían ser aliviar los síntomas.

- ¿Descartan totalmente factores externos en esa 'Ataxia da Costa da Morte'?
- El nombre se debe a que la mayoría de las familias con esa mutación genética son de esa zona, pero se descarta un factor externo, o ambiental. Todos los pacientes de 'Ataxia da Costa da Morte' tienen la misma mutación, y deriva de un antepasado común. Sabemos que al menos está situado por el siglo XI o XII, quizás antes. ¿Por qué llegó hasta nuestros días? Porque no es una mutación que cause un efecto devastador. Hace cien años y para atrás, la edad media no era muy superior a la edad en la que aparecen síntomas, 50 o 55 años. Pasaban generaciones y generaciones en que no se enteraban de esta mutación. Ahora a los 50 somos jóvenes, por eso vemos los síntomas.

Para leer esta misma noticia en 'La Voz de Galicia', pinchar en: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/carballo/2015/01/20/todos-pacientes-ataxia-costa-morte-tienen-misma-mutacion-deriva-antepasado-comun/0003_201501C20C12993.htm

**********

Extracto de similar noticia en 'El Correo Gallego': http://www.elcorreogallego.es/santiago/ecg/sociedad-espanola-neurologia-ficha-descubrieron-ataxia-gallega/idEdicion-2015-01-20/idNoticia-911670/

La Sociedad Española de Neurología ficha a los que descubrieron la ataxia "gallega": Los Drs. María Jesús Sobrido y Manuel Arias trabajarán en la investigación de enfermedades degenerativas genéticas

La Sociedad Española de Neurología (SEN) no ha dudado en fichar como nuevos coordinadores a dos profesionales que desarrollan su trabajo en Santiago y que son los responsables de la identificación de una variante de ataxia made in Galicia, en concreto, de la Costa da Morte, y cuyos síntomas son pérdida de equilibrio, falta de coordinación, sordera y dificultades para articular palabras e incluso mover los ojos.

Son la doctora María Jesús Sobrido, que dirige el grupo de investigación de Neurogenética de la 'Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica', perteneciente al 'Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS)', y el doctor Manuel Arias, jefe de sección de Neurología del 'hospital Clínico Universitario de Santiago' y profesor asociado de la especialidad.

Precisamente, el doctor Arias dirige en el CHUS una unidad específica, dirigida tanto a pacientes como a familiares, para tratar dolencias neurológicas hereditarias, entre ellas la del mal de la Costa da Morte.

Fuente en 'Ataxias Galicia': http://ataxias-galicia.blogspot.com.es/2015/01/dra-sobrido-lo-que-se-avance-en-una.html

********************

2- Sección 'PowerPoint del día':

Nota: Si el archivo se abriera en procesador, para cambiar al visor, pulsar la tecla "F5".

Para acceder al archivo PowerPoint, pinchar en: La estatua del General Martínez

********************

domingo, 25 de enero de 2015

Prejuicios

Blog "Ataxia y atáxicos".
Por Ana Fernández, paciente de Ataxia de Friedreich, de O'Grove (Pontevedra).

La vida es como un juego de cartas, nunca sabes cuáles te tocarán, pero, de todas formas, debes jugar

.
En estos tiempos, todavía hay gente que sigue creyendo que una persona con discapacidad física, también está discapacitada psíquicamente.

Prejuicio: (Según el diccionario): 1.- m. - Juicio u opinión, generalmente negativo/a, que se forma inmotivadamente de antemano y sin el conocimiento necesario.

En los atáxicos, nuestra mente funciona perfectamente, aunque nos resulte más difícil escribir en un examen, o coger apuntes.

A simple vista, sólo por usar silla de ruedas, ya me etiquetan como analfabeta, o algo así. ¡Después se extrañan cuando se enteran de que he estudiado una carrera universitaria!.

Fuente, el blog de la autora: http://anafernandez-74.blogspot.com.es/2015/01/prejuicios.html


********************

2- Sección 'PowerPoint del día':

Nota: Si el archivo se abriera en procesador, para cambiar al visor, pulsar la tecla "F5".

Para acceder al archivo PowerPoint, pinchar en: Los empleados del Estado

********************

sábado, 24 de enero de 2015

Ana de las Tejas Verdes

Blog "Ataxia y atáxicos".

Para ser feliz, es necesario pagar el estipendio de recordar". (No-sé-qué-poeta).

En fin, rellenaremos el vacío de tiempo proyectando una serie de tres películas años 1985, 1987, y 1999. Se titula 'Ana de las Tejas Verdes'. Viene recomendada por Cristina Sáez Vallés, paciente de Ataxia de Friedreich, de Zaragoza. Los vídeos nos lo cede "YouTube". Y las bebidas, palomitas de maíz, y patatas fritas, corren por cuenta de Cristina, como pago a la inserción de su nombre en este insigne blog :-) ... y, bueno, le ayudaré yo, porque, en 10 horas que dura la serie, podemos [no es propaganda electoral :-) ] comernos y bebernos gran cantidad de cosas... y cualquier objeto se llevaría mejor si tuviera dos asas :-)

Notas:

La dosis máxima recomendada es de un vídeo al día. Este "laboratorio farmacéutico" no se hace responsable de los posibles casos de sobredosis :-)
No os dejéis impresionar por el lujo y suntuosidad de la sala de cine y por la comodidad de sus butacas... Podéis sentiros como en vuestra propia casa :-)

Ana de las Tejas Verdes:
Ana de las Tejas Verdes es una serie canadiense basada en la novela del mismo nombre, de Lucy Maud Mongomery, escrita en 1903.

1- Ana de las Tejas Verdes (1985): (3 horas y 4 minutos).

La historia de Ana, una niña huérfana de once años que viaja desde el orfanato donde reside hasta la granja de "Tejas Verdes". Allí una pareja de hermanos, ambos mayores, la esperan para adoptarla. Al llegar, Ana descubre que todo ha sido un error, porque los Cuthbert esperaban adoptar un muchacho, que pudiera ayudarles a llevar la granja.



2- Ana de las Tejas Verdes - La secuela (1867): (3 horas y 39 minutos)

Ana es ahora una joven de 18 años, y continúa con su carácter imaginativo, testarudo, impulsivo, y bondadoso. Es contratada como maestra en una escuela para señoritas y tendrá que enfrentarse a nuevos retos en su faceta de educadora. Por otra parte, su antiguo compañero de colegio y eterno enamorado, Gilbert, ahora estudiante de medicina, sigue pendiente de la indomable e independiente Ana Shirley.



3- Ana de las Tejas Verdes - La historia continúa (1999): (2 horas y 54 minutos).

Ana es ahora una joven atractiva de 18 años que enseña en la escuela de Avonlea. Ella vive feliz en Green Gables junto a Marilla. Gilbert tiene ahora 20 años, estudia en la escuela de medicina y está muy enamorado de Ana. Gilbert intenta en vano convencerla para casarse con él.
Por primera vez desde la muerte de Marilla Cuthbert, Gilbert recibe la oferta de un puesto de trabajo en un hospital de Nueva York, y la convence de ir con él. Dispone un puesto para ella en una gran editorial.
La vida en la gran ciudad no es lo que ella esperaba. Jack Garrison, un atractivo escritor estadounidense le roba el manuscrito a Ana. Así, se despliega el escenario para las tres horas finales de la historia de ”Ana de las Tejas Verdes” que sigue a los personajes desde Nueva York, el esfuerzo durante la guerra en Europa y eventualmente los regresa a la roja tierra de la Isla Príncipe Eduardo.



********************

viernes, 23 de enero de 2015

Recuerdos del equinoccio de otoño

Blog "Ataxia y atáxicos".
Por Carmen Ramos Añón, paciente de Ataxia de Friedreich, de Sevilla.

Carmen Ramos Añón
Todavía me acuerdo de la primera vez que te vi.

Acudiste diligente al escuchar tu nombre. Tú y tu amigo, pues de momento debía enfrentarme a dos rostros nuevos; ya llegaría el momento de ponerles cara a toda la manada de lobos. Me habían preparado fugazmente para saber vuestros nombres y un par de rasgos de la personalidad de cada uno del grupo, pero no tenía forma de identificaros físicamente. Sin embargo, de los dos chicos que entraron a escena, solamente me fijé en uno.

Tuvo que ser el destino.

Lo primero en lo que reparé, fue en una camiseta verde intenso, verde vivo. Un color que yo nunca me pondría, pero que le sentaba increíblemente bien a aquella piel pálida. La camiseta, relativamente ajustada, mostraba una figura bonita y bien formada, con unos brazos fuertes cruzados al pecho. No sabía de qué se estaba defendiendo, pero era evidente que algo le ponía nervioso. Sólo esperaba no ser yo; él era un lobo, no podía tenerle miedo a su víctima. Por la mirada experta que tu acompañante le dirigió a un dibujo que había por allí, supe que tú eras tú; el interesante chico de la camiseta verde… Y, no lo niego, aumentó mi curiosidad por ti.

No eras como te había imaginado. Tú eras el gracioso, el buena gente, el amigable… Contigo iba a ser fácil. Sin embargo, tenías una expresión tan distante, tan seria, tan solemne. Y seguías de brazos cruzados, como si fueras un soldado de la guardia real británica. Creo que en ese momento ni me dedicaste una mirada. Claro que puedo estar equivocada, me podían los nervios por lo que aguardaba escaleras abajo.

Una vez en el sótano escuche tu voz por primera vez con claridad. Armado con un plato de tortitas, estabas reclinado sobre la mesa, como un cachorrito, con los ojos desbordantes de ilusión; y decías, con esa risa ligera, fresca y contagiosa, que había que esperar al anfitrión para empezar a devorar aquella merendola. Sin embargo, te lo estabas comiendo todo con la mirada. Eras una imagen tierna. Ya no parecías un soldado, más bien eras un niño mono.

Y entonces te dirigiste a mí. “En casa del pobre, reventar antes que sobre”. Esa fue la primera frase que me dijiste. Yo no sabía qué hacer. Todos me mirabais esperando a que empezara a reírme, y que terrible decepción os llevasteis.

No me acuerdo exactamente de cómo terminamos arriba en el salón viendo una película todos juntos. Ni de cómo escogimos los asientos. Ni siquiera de lo que pasaba en la película. Sólo me acuerdo de que el interesante chico de la camiseta verde estaba sentado a mi lado derecho, en aquel sofá tan blandito. Sólo me acuerdo de echar mi peso descaradamente hacia la izquierda, para no caer contra ti, y tocarte. Sólo me acuerdo de cómo tus brazos cruzados me rozaron en un par de ocasiones, haciendo que no cupiera en mí del nerviosismo. Sólo me acuerdo de tu móvil bailando delante de mis ojos, con fotos de libros, micro-relatos, y frases sentidas.

Me asusté un par de veces viendo la película, y recé todo lo que supe para que no te dieras cuenta… pero ya sabes que rezar no se me da muy bien. Me reí al ver tu cara de incredulidad, pero en el momento del sobresalto, me hubiera gustado cogerte la mano. Para consolarme por el mal trago, prometiste prestarme unos libros. Me pareció increíble.. no me conocías de nada... querías alguien con quien comentar el libro... pero yo no sabía hablar contigo. Además, no parecía que fuera a verte de nuevo pronto… Todo era tan raro. Sonaba a promesa vacía.

Y entonces te marchaste. Bueno, os marchasteis, pero tú fuiste el último en salir de la habitación. Y, al contrario que todos tus acompañantes, te volviste hacia mí, clavaste tus ojos en los míos, y dijiste a modo de despedida: “Te haré llegar esos libros. No sé cómo, pero te los haré llegar” Y con una ligera inclinación de cabeza, perdí de vista el vivo destello verde.

En ese momento, supe que necesitaba volverte a ver.

Fuente: Blog de la autora Minuka news
Original en: https://minukanews.wordpress.com/2015/01/14/recuerdos-del-equinoccio-de-otono/

********************
2- Sección "PowerPoint del día".

'Pueblos curiosos de España' ... 52 diapositivas ... Para avanzar diapositiva, pinchar en el triángulo, con vértice hacia la derecha, de debajo de la pantallita.



********************